Faq

¿Cómo puede ayudarme la Guía para Compradores?

Cuando se tiene una necesidad de compra, por ejemplo de calzado laboral, se requiere información, que puede provenir de diversas fuentes: el conocimiento adquirido de compras anteriores, de la opinión de compañeros de trabajo, amigos, empresas vendedoras, de la búsqueda a través de internet o de consulta de bibliografía.

Sin embargo, puede que, en ocasiones, no sea posible conocer todos los productos y servicios al nivel de profundidad deseado y necesario para realizar la compra en condiciones óptimas. Esto conduce a que, una vez recogida y procesada la información, se adquiera un producto, que puede no satisfacer las necesidades de los usuarios.

Retomando el caso de la compra de calzado laboral, como no todo el mundo tiene la misma forma de pie, ni los materiales, acabados o suelas sirven para todos los tipos de trabajo, la elección inicial puede no resultar la correcta, y los trabajadores/usuarios no se encuentren a gusto con el producto, lo que conduce a un estado de no-confort, que conlleva una merma en la calidad de vida y de productividad.

Para paliar este hecho, se puede iniciar el ciclo de compra anterior hasta encontrar el producto adecuado, o bien añadir más información al proceso, contenida en las publicaciones y portales web de la Guía para Compradores, con lo que tendremos la certeza y seguridad de que, partiendo de los requerimientos que el usuario necesita, son elegidos los productos más idóneos, mejorando, por consiguiente, la calidad de vida de los usuarios, evitando además ineficiencias y riesgos en el puesto de trabajo.